“No, es imposible; es imposible comunicar la sensación de vida de una época determinada de la propia existencia, lo que constituye su verdad, su sentido, su sutil y penetrante esencia. Es imposible. Vivimos como soñamos… solos.” Joseph Conrad.


Los honderos eran desde muy pequeños entrenados en el manejo de la honda y constantemente se veían obligados a su continuo perfeccionamiento. Este hecho les situaba como enemigos letales, gracias a su destreza y manejo de la honda. Los honderos baleares estaban considerados como una de las secciones más temibles de los ejércitos.

Hoy en día, un buen número de habitantes de todas las islas luchan por mantener esta tradición viva, esta vez como deporte tanto para hombres como para mujeres.

 Sigue el enlace para más información sobre el proyecto.


TRABAJOS PERSONALES

PROYECTOS